Category: Noticias AEBAM

LA AEBAM y su incidencia política: El Real Decreto sobre las bolsas de plástico

Os dejamos el texto enviado desde la AEBAM durante el Plazo de consulta pública
para Proyecto de Real Decreto sobre reducción del consumo de bolsas de plástico y
por el que se crea el registro de productores de productos (REPP)

“”””””””””””””””””””””
Desde la Asociación Española de Basuras Marinas (AEBAM) recibimos con agrado esta normativa como un paso necesario para conseguir unos mares libres de residuos.
A continuación aportamos nuestros comentarios en base al documento disponible para la consulta.

– Las medidas del Real Decreto, pese a tener un efecto potencial sustancial en el consumo de bolsas de plástico de un solo uso, no tiene suficientemente en cuenta el efecto en medio marino. En efecto, existen bolsas compostables que alivian el problema en medio terrestre pero no así en el marino. Este tipo de bolsa no es biodegradable en condiciones marinas y tiene un comportamiento similar a las convencionales, se fragmenta hasta convertirse en microplásticos y se deposita en el
lecho marino, pudiendo los microplásticos ser incorporados a la red trófica. Las soluciones no son sencillas, pueden pasar por la promoción de materiales biodegradables en medio marino (todavía competitivamente muy caros), pero sí se podrían fomentar alternativas como la rafia natural, el esparto, para bolsas/cestos que son sustitutos directos de las bolsas de plástico. Este último aspecto es poco ambicioso en el Real Decreto.

– El precio por bolsa debería ser marcado por el Real Decreto, de manera que para la población sería más fácil conocer y asimilar que la bolsa tiene un coste fijo para el medio ambiente, independientemente del comercio donde la adquiera.

– El hecho de no crear esta carga como una tasa o un tributo es una gran oportunidad perdida, sobre todo conociendo experiencias en otros países. Además, así lo recomienda en su informe la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia. En Irlanda, este impuesto ha servido para crear un fondo para acciones de restauración
ambiental. En el Reino Unido, los comercios tienen la obligación de informar al gobierno en qué acciones de “caridad” invierten las ganancias provenientes de la venta de uso de bolsas de plástico, fijada para todos en 5 peniques. Con el enfoque actual del Real Decreto, según datos de 2014, se estima una ganancia para los comercios de más de 650 millones de euros. Ese dinero podría servir a emprender acciones de mitigación,
limpieza y seguimiento sobre basuras marinas, acciones ya recogidas en plan de medidas de España para dar respuesta a la Directiva Marco sobre la Estrategia Marina. 

Además, a nivel social la aceptación sería mucho mayor si ese dinero se invirtiera en el bien público en lugar de quedar en manos privadas. En la memoria justificativa se argumenta que introducir la carga como impuesto
requeriría un instrumento con rango de ley, y que dadas las circunstancias del momento no era posible. En estos momentos lo debería ser, o de alguna manera el Real Decreto debería recoger una segunda fase en que el dinero recaudado debería estar destinado a un fondo verde. En cualquier caso, una cuestión jurídica de ese tipo no debería constituir una carga para el conjunto de la población española, y una oportunidad perdida para la administración.

– Respecto al registro de productores, aunque hagan una declaración unitaria a nivel español, estaría bien desagregar los datos por instalaciones de producción en cada comunidad autónoma. Si para el seguimiento del uso de bolsas de plástico se quisiera comparar la situación en las diferentes CCAA, se podrían cruzar datos de consumo con los de venta de bolsas de plástico de dichas instalaciones de producción.

Esperamos que estos comentarios sean de utilidad para la redacción del texto definitivo del Real Decreto sobre reducción del consumo de bolsas de plástico y por el que se crea el registro de productores de productos. La AEBAM se ofrece a brindar apoyo al MAPAMA y a jugar un papel importante en la difusión de esta normativa.

Documento redactado por  la Comisión de incidencia política

“”””””””””””””””””””””””””””””””””””””

Fotografía: Bag Monster

Drones de la Universidad de Vigo buscarán basura en las Cíes

En marcha una iniciativa innovadora para detectar residuos en el mar desde el aire

La Universidad de Vigo lidera un proyecto que busca aplicar las tecnologías de los vehículos aéreos no tripulados para conseguir imágenes que faciliten la detección de posibles residuos presentes en las playas o en otras zonas costeras, ayudando así a los servicios de limpieza. Y el campo de pruebas serán las Cíes.

La iniciativa, denominada “LitterDrone”, está liderada por el Grupo de Procesado de Imagen y Realidad Virtual de la Universidad de Vigo dentro de la convocatoria europea BlueLabs, informa la institución académica en su diario digital.

Cuenta, además, con la participación del grupo I-markt, también de la Universidad de Vigo; de la empresa de material topográfico Grafinta, y de la Asociación Española de Basuras Marinas.

Pilar Zorzo, presidenta de esta asociación, explica que el objetivo es “conseguir un mar libre de residuos, entendiendo estos como restos sólidos y manufacturados que acaban en zonas costeras, es decir, que son fruto de la actividad humana”.

Ha apuntado como “clave” el “saber qué son, las cantidades que hay y dónde están los restos” no solo para proceder a retirarlos, sino también para conocer su procedencia y emprender medidas de gestión que los eviten.

Los investigadores implicados en el proyecto proponen un seguimiento de los restos de forma automatizada, para lo que emplearán drones equipados con cámaras digitales que remitirán las imágenes que se utilizarán a la hora de diseñar un software capaz de identificar los objetos extraños y caracterizar los restos.

Esta tarea, explica el coordinador del proyecto Fernando Martín, se basará en la “extracción de las características” de los desechos para desarrollar luego un sistema capaz de aprender los diferentes tipos de basura marina.

El resultado final “debería ser una o varias herramientas de software que permitan detectar los diferentes tipos de residuos” para estudiar luego “posibles servicios o modelos de negocio que pueden surgir para explotar la tecnología desarrollada”, según destaca una de las investigadoras, Carmen Otero.

La finalidad de LitterDrone es, como explica Fernando Martín, es  “aplicar las tecnologías de los vehículos aéreos no tripulados o drones para conseguir imágenes que posteriormente se procesarán para la detección de posibles residuos presentes en las playas o en otras zonas costeras”. Se trataría, remarca, “de saber dónde hay basura y de que tipo para ayudar al personal encargado de la limpieza”.

La empresa Grafinta realizará varias fases de prueba, en Huete (Madrid) y sobrevolando  las Cíes. Estos vuelos servirán para testar y elegir el tipo de avión y de cámara que se emplearán en la segunda fase

 

Privacy Settings
We use cookies to enhance your experience while using our website. If you are using our Services via a browser you can restrict, block or remove cookies through your web browser settings. We also use content and scripts from third parties that may use tracking technologies. You can selectively provide your consent below to allow such third party embeds. For complete information about the cookies we use, data we collect and how we process them, please check our Privacy Policy
Youtube
Consent to display content from Youtube
Vimeo
Consent to display content from Vimeo
Google Maps
Consent to display content from Google