LitterDrone

El proyecto LitterDrone, financiado por el programa Blue Labs de la EASME (Agencia Europea de la Pequeña y Mediana Empresa), busca desarrollar herramientas innovadoras para el control y gestión de basuras marinas a través de vehículos aéreos no tripulados (los popularmente conocidos como “drones”). El programa Blue Labs tiene como objetivo la búsqueda de soluciones innovadoras para los retos del sector marítimo de la Unión Europea, y que presentan nuevas oportunidades de desarrollo dentro de la “Economía Azul”. El proyecto cuenta, adicionalmente, con apoyo financiero por parte de ECOEMBES.

El consorcio está formado, además de por la AEBAM, que lleva a cabo la coordinación técnica del proyecto, por dos grupos de investigación de la Universidad de Vigo (GPI-RV, Grupo de Procesado de Imagen, investigadores principales del proyecto, e I-Mark, Grupo de Estrategia y Marketing) y por la empresa madrileña Grafinta, especializada en instrumentación y soluciones para topografía, cartografía, oceanografía y otros campos científico-técnicos.

El proyecto comenzó su andadura el pasado mes de febrero de 2017 y tendrá una duración de 2 años. Al final del proyecto se espera disponer de una solución tecnológica en base a drones e imágenes digitales, estandarizada y automatizada, que pueda caracterizar basura marina en playas, con el objetivo de suplementar los programas oficiales de muestreo de las administraciones públicas y que, con esta información adicional, se puedan tomar las mejores decisiones para la gestión, control y erradicación de la basura marina en las costas.

Además se contará con el apoyo de un comité externo de expertos en el campo de la basura marina, que asesorarán al consorcio en el desarrollo técnico del proyecto, así como con un grupo de partes interesadas locales con las que se estará en contacto de cara a la adecuada aplicación práctica del mismo.

Las pruebas de campo del proyecto tendrán lugar durante el desarrollo del mismo en las Islas Cíes (provincia de Pontevedra), integrantes del Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia.

El objetivo final es que esta solución pueda salir a mercado en un plazo máximo de 2 años tras la finalización del proyecto.

 

 

No se admiten más comentarios